Tipos de leches vegetales

La ingesta de productos lácteos de origen vegetal es la alternativa perfecta para las personas que sufran alguna intolerancia a la proteína animal o para aquellas que rechacen una dieta que contenga productos con origen animal.

En Posdata somos fans de las leches vegetales, por eso todos nuestros productos están elaborados con diferentes de ellas, aprovechando al máximo todas sus cualidades. 

Aquí te explicamos todas las características y beneficios de cada uno de los tipos de leche vegetal que existen. 

Leche de almendras

La leche de almendras contiene numerosas propiedades: aporta vitamina B, favorece el metabolismo y, al mismo tiempo, al contener fibra soluble e insoluble protege la pared del intestino, sobre todo a favor del colon, que ayuda a regular la absorción de los azúcares y el colesterol. En comparación con la leche animal aporta más calcio y menos calorías.

Leche de avena

Como cualquier bebida, la leche de avena es una opción muy hidratante para el organismo debido a su alto contenido acuoso y resulta una alternativa para veganos o para quienes por otras razones no consumen lácteos.

Debido a su riqueza en fibra y sobre todo en betaglucanos, la leche de avena ha demostrado ser eficiente para reducir el colesterol total y el colesterol LDL o "malo" en el organismo humano.

Además, la leche de avena reduce uno de los muchos factores de riesgo cardiovascular, al ser de ayuda para controlar la hipercolesterolemia en sangre.

Leche de soja

Es una excelente fuente de proteínas por sus aminoácidos esenciales. Es rica en calcio, hierro, zinc, fosfato, magnesio, vitamina B y ácido fólico. Es la bebida perfecta para sustituir la leche animal y ayuda a combatir las enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis.

Leche de coco

Se obtiene a partir de la extracción de la carne del coco rallada. Es rica en fibra, vitamina C, E, B1, B3, B5 y B6. También en minerales como el hierro, sodio, calcio, magnesio y fósforo.